martes, 10 de enero de 2012

Noche de calor, pero en Salvador de Bahía.

Anoche me costó bastante dormir, a pesar del aire acondicionado, ese calor inmenso fuera de mi habitación, esa luna llena, esa noche tan tórrida y un poco de bossa nova me llevaron lejos en el tiempo.
Año 1997. Debido a una cursada en el IVA (Insituto Vocacional de Arte) conocí a Adriana ( ahora mi AMIGA y también mi cuñada).Yo en esa época ya viajaba todo lo que podía y ella también era bastante viajera. Las dos andábamos solas. Conectamos y nos hicimos amigas.Total que en enero emprendimos un viaje que, en lo personal, cambiaría radicalmente mi forma pacata de manejarme conmigo misma, con mi cuerpo y mis prejuicios. En realidad creo que ese viaje fue la frutilla necesaria del postre que se venía gestando. Venía haciendo análisis, venía soltando mi cuerpo en todos esos espacios de arte, me estaba relacionando con gente con otra cabeza...en fin...
Ese viaje en cuestión empezó en Río de Janeiro y terminó en San Salvador da Bahía.
La sensualidad que descubrí en ese lugar, en esa gente, en ese modo cachondo de relacionarse, de bailar, de cantar, de ser felices a pesar de la mucha pobreza de entonces, obró en mí como la llave que liberó tanta represión, derribando mitos de una educación castradora.

Bahía me salvó.
Me sentía irresistible, sensual, bella, feliz.
( imagínense cuántas sesiones de terapia me ahorré con ese viaje, jajaj!).

Una noche igual de calurosa como la que pasamos anoche, encontramos con Adri una terraza en la que había una orquesta típica, como las que hubo por aquí en los años 50.
Las negras bahianas llevaban polleras plato y camisas blancas con puntillas y broderies. Una luna llena coronaba ese cuadro de otro tiempo.
Los bahianos bailaban con ellas con un ritmo y sensualidad que no volví a ver .
Un bello morenito joven me invitó a bailar y aquel encuentro me trajo a la vida.

Este video de Marisa Monte, hablará por mí.


Por la magia de los encuentros!!!!!!!!!!! Sean felices!

12 comentarios:

  1. como no era que el calor no cachondeaba????jajaja claro en Bahia si, en argentilandia no! jajaajaja
    pero si, es asi.....yo tengo una amiga gordita que siempre dice mira si me voy a poner esto o aquello....a lo cual siempre le doy la misma respuestas
    que probabilidades tenes en esta vida de ser flaca....casi ninguna...vas a esperar la otra vida para ponerte esa pollera??? y si te manda hombre???''''o sin piernas?????? dejate de joder, y los demàs que se caguen si no les gusta! la mala ersona es la que te juzga, no vos en bikini!

    ResponderEliminar
  2. Tenés mucha razón Lila, en ese viaje a Brasil, donde nadie mirá prejuzgándote, donde a nadie le importa un pepino si sos gorda o flaca, fue la primera vez que me puse una bikini y me sentí muy hermosa.( ta bien que tenía unos cuaaaaaantos kilos menos que ahora, pero el cuerpo cobró una vida diferente, "estaba muito gostosa",jajaja!)Meta vivir nomás, como dice mi amiga Emilia!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó tu relato. Era como si estuviera allí. Esos momentos de liberación de prejuicios y normas sociales son fantásticos, te dan vida y hacen que te sorprendas de lo que eres capaz.
    Un beso,
    Chari

    ResponderEliminar
  4. Yo lo que quiero, es saber del morenito joven...

    ResponderEliminar
  5. Es bueno tener un lugar donde uno se sienta libre...el tuyo es Salvador por lo que veo...disfruta y no te agobies por el calor...al menos viste la luna llena...aqui con cero grados y encima una niebla que no te deja ver el cielo...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que lindo relato Lila! Yo, como Ale, quiero saber sobre el morenito!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Chari y tenés mucha razón!
    Julia, pronto andaré por aquellos pagos y espero disfrutar del frío!
    Bubu, sólo para no confundirte, soy Mariana
    ( Almadevalija), así que quisieras saber al igual que Ale, sobre el morenito. Pues me lo pensaré...jaja! La letra de la canción del video y lo que alli se sugiere, valen mas que mis palabras. Besotes a todas y gracias por estar ahí!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó eso "por la magia de los encuentros!"

    Un besito enorme y buen miércoles con libertad de los calorones! jeje

    ResponderEliminar
  9. Qué colorido y hermoso recuerdo! Qué lindo post! Qué humilde y sincero lo que contás. Me encantó. Un beso enorme, y que te dure aun en el asfalto porteño. = ) c.

    ResponderEliminar
  10. Mili, bienvenida al blog. yo te leo hace bastante y me arrancás muchas sonrisas por cómo contás tus kilombetes laborales.Espero que pronto te liberes de eso.Besotes!
    Ceci, sos tan linda cómo decís las cosas. Te mando un abrazote!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Brasil es eso,amo ese país!!!Y vos lo contaste tal cual es!!!Beso vasca!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por eso lo amo yo también. Eu adoro sua gente e suas prarias!Beijinhos!

      Eliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.