viernes, 14 de agosto de 2015

Colonia del Sacramento a solas.

EL 9 de julio pasado el Vasco se hallaba en Milán, por trabajo.
Yo, en Buenos Aires, por trabajo.
Acá feriado.
Yo extrañándolo horriblemente.
El 8, mientras estaba trabajando, no podía dejar de pensar qué mal me lo iba a pasar sola un día feriado en casa.
Nunca antes me había sentido así,  tan extraña y a malas con la soledad. Por lo general soy bastante solitaria y disfruto de mis ratos con mi conmigo.
Pero esta vez, el desazón se había apoderado de mí y la saudade hacía estragos.
Entonces mis ángeles guardianes soplaron a mi oído ...Colonia...

Y sí, no lo dudé ni un momento y como un verdadero arrebato a lo Telma y Louise, saqué la tarjeta de crédito, me metí en la página de Buquebús y saqué pasajes para ir y venir en el día.
No hay otro lugar en el mundo- por ahora al menos- en el que me sienta más arropada, por más que no cruce palabra con nadie en todo el día, que en este rincón del Uruguay. 
Colonia es estar en casa. En una casa que me habita a mí, más que yo a ella.
Por supuesto llegué a casa ese mismo 8 y ya me había arrepentido del arrebato. Lo dejé librado a lo meteorológico. Si el plan fallaba tenía libros y pelis para no salir de casa y que el día pasara. Pensé que no. Pero sí.El 9 me levanté temprano y me fui al puerto. 
Con mi cámara de fotos y mi alma de valija.
El viaje de ida fue sereno y aunque estaba todo nublado, me sentía feliz...contenta con la decisión que había tomado.
Sí, mi corazonada no había fallado.
Había recuperado algo de mi Mariana, de la de antes del Vasco y eso me ponía de pie ante mí misma.
Así que si te copás, calzate las zapatillas y venite a pataperrear conmigo por esta ciudad ten bella.







 En Viejo Barrio, mi restaurante de toda la vida. Voy a este lugar desde mis 20 años. Calculá...













































 







































 





 







Bueno, vamos volviendo, que como yo seguro que estás muerta de tanto caminar y caminar. Pero no es acaso, un cansancio dulce de esos que te ponen bien el cuerpo? Ojalá hayas disfrutado de este recorrido por Colonia tanto como yo. A mi me enamora desde hace muchos años. Y a vos?


Que estés muy bien y espero retomar mi cotidiano para volver a encontrarnos por acá la semana que viene. 
 Buen fin de semana y a disfrutar del finde largo!



23 comentarios:

  1. hay..amé tu elección!! Me encantaron las fotos y tu viaje! Hace mil q no voy a Colonia...creo q me voy a poner al día....
    Besos Mariana y buen finde largo...
    Cariños mil

    Claudia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claudia! Espero que hayas pasado un hermoso tiempo junto a tu hija! Y sí, Colonia es un buena elección siempre!

      Eliminar
  2. Que regalo para los ojos y el alma GRACIAS !!!!

    ResponderEliminar
  3. Tan linda y atrapante Colonia! Tus fotos lo confirman Marian. Creo que es hora de volver a cruzar el charco. Colonia, allá voy!
    Un beso enorme!
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Ana si podés, cruza te el charco y a disfrutar! Besos

      Eliminar
  4. Que lindo que es Colonia! que bien que hiciste con esa escapadita!
    Las fotos preciosas, me trajeron muchos recuerdos.. iba mirando y me decía: yo tengo foto ahi, yo almorcé ahi, yo vi esa casa, etc, etc..
    Muy buen plan, es cierto que hay que ir cada tanto, cruzar el charco..
    beso

    ResponderEliminar
  5. Hermosas fotos...y es hora de volver..hace 18 años que no cruzo el charco..estaba embarazada de mi hijo mayor ..que lugar mas bello..cuantos recuerdos..gracias Marian!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo que te haya traído recuerdos bellos! Un Besote!

      Eliminar
  6. Que ganas de regresar me diste ¡¡¡¡ Hace ya mas de 15 años que fuimos con Roman , y tiene tanto para ver, saborear ¡¡¡ Gracias por llevarme a caminar por sus hermosas calles ....maravillosas fotos...maravillosas :)

    ResponderEliminar
  7. Precioso Marian, he disfrutado muchísimo con tus fotos. Graciassss!!!!

    ResponderEliminar
  8. Colonia es lo más, una panzada de cosas lindas que uno no puede parar de fotografiar y disfrutar!


    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado este viaje a Colonia... a través de tus fotografías he soñado un rato. Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué contenta me pone saber que he aportado un momento de cosa linda con las fotos...esa es la idea. Besotes

      Eliminar
  10. Mariana hoy que elijo volver por estos espacios virtuales me encuentro con este post...preciosas fotos...y seguro que disfrutaste de tu viaje, aunque extrañaras al Vasco...
    Contarte que ni hijo ha estado en Uruguay por motivos de trabajo...y estuvo el sábado visitando Colonia...le encantó...le enseñaré tus fotos para que lo recuerde que seguro que el no llevó cámara.
    La realidad me tiene apartada de este mundo virtual...pero hoy saque un ratito para visitar a los amigos...
    Me encanta tu nueva cabecera del blog...va contigo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría leerte Julia! Recuerdo muy bien cuando nos contaste que tu hijo se venía para Uruguay por trabajo. Ya está de vuelta en casa con tu precioso nieto? Es que pasó tan rápido el tiempo? De verdad me encanta tenerte por acá aunque sea cada tanto. Ya volverás con tus tiempos cuando te sea posible para deleitarnos con tu forma delicada y poética de compartir. Abrazo grande y que todo vaya lo mejor posible.

      Eliminar
  11. Hermosa Colonia y hermosas fotos. Qué talento.
    Me encantó el recorrido, fui de chico y me gustaría volver algún día !
    Un saludo !!
    (no sé si la primera vez se envió el comentario, perdón si sale dos veces jeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Rodrigo por comentar en el blog! La verdad que Colonia no tiene rival alguno. Un abrazo!

      Eliminar
  12. Ya no conocemos por instagram pero hoy descubro tu blog!!! Colonia Sacramento fue uno de esos lugares mágicos que me enamoro cuando visitamos Uruguay. He recorrido muchos lugares a través de tus entradas hoy…que lindo. Las imágenes te narran el paseo y te trasportan a lugar. Genial
    Iela

    ResponderEliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.