miércoles, 8 de octubre de 2014

Receta de tiramisú de frutos rojos ( lo más light posible)

 
La idea fue de Alice. La receta también. Yo la versioné para poder hacerlo lo más saludable posible.
Y como lo prometido es deuda, acá la comparto.
 
Ingredientes:  Vainillas.
Queso mascarpone ( este es bastante truchito, pero no conseguí el italiano)
 

Queso Philadelphia, versión light.


Frutos rojos:


Jugo de naranja exprimido.
 

2 yemas con con cucharadas colmadas de azúcar Hileret.


Batís el azúcar con las yemas. Agregás los quesos.
 
Batís a punto nieve las 2 claras.


Se la agregás a la mezcla de los quesos con movimiento envolvente.


Forrás un molde con film para que me sea más sencillo desmoldar, en el caso que lo quieras freezar.


Y ahí va una capa de vainillas...

 
 Y las humedecés con el jugo de naranja natural.


Entre tanto, macerás los frutos rojos con un poquito de jugo de naranja edulcorada.


 


Y así agregás una capa de la menzcla de quesos y una capa de frutos.


 
 Y así hasta el borde del molde. Si lo vas a freezar no le pongas la última capa de frutos. Eso dejalo para lo último, antes de desmoldarlo.



Si te apetece, a probar la receta. Besotes!

lunes, 6 de octubre de 2014

Así vino septiembre!

Cuántas emociones, cuántos encuentros, cuántos desencuentros.
Ya se fue, septiembre, ya se fue.
Con lo bueno, con lo buenísimo, con lo no tan bueno.
Gracias a todas las que me dejaron su afecto a través de sus palabras en el post anterior. A todas les respondí con agradecimiento e igual cariño.
Gracias a las que me mandan email  confiándome cosas personales al identificarse con alguna de las cuestiones que me atraviesan.
Gracias a las que me escriben por privado para que las ayude con su viaje al viejo continente.
Gracias a las que me encargan viandas saludables y me hacen saber que son muy ricas y que empezaron el camino del descenso. Todavía no me decido a lanzarme con todo en el sentido comercial, pero bueno, todo a su tiempo.
Gracias a los que me desean que esté en paz . Gracias!
Gracias a las que se alegran por los 20 kilos que bajé y porque sigo en ese camino.
Gracias por devolverme taaaaaaaaaaaanto cariño. Uno se siente arropado, acompañado de un modo extraño. Sabiendo que esa una lejanía tan cercana. GRA-CIAS!!!! GRA-CIAS!!!!!!
 Este finde de lluvia me vino re bien para estar en casa y descansar. Leer, ver pelis, estar con mi vasco, comer rico, saltarnos la dieta...en fin plan disfrute de a dos. Sin familia!
Septiembre me dejó agotada. Muy feliz en muchos momentos, pero a-go-ta-da!

Les cuento....?
 

 1.-Mi sobrina  eligió bautizarse en la fe cristiana y me eligió como madrina. Orgullo y alegría.
 
 
 
2.- Primer Día del Maestro en escuela nueva y en nueva función. A colaborar!
 


3.- Nos decidimos. Ya les contaré , pero tiene que ver con un viejo sueño que compartimos con el Vasco.






 
 
4.- Mi Vasco cumplió años. Y ahí estuvimos las dos familias compartiendo su día.
¿Unidos? No diría eso.
Yo feliz conél, con mis amigas y sobrinas. Con su auténtica alegría.
 
 
 
 
 
 
 

 
5.- La hija de una amiga de la infancia cumplió sus 15 y fuimos invitados a compartir su alegría en una hermosa fiesta.







6.- Palomita, tomó la comunión. Ahí estuvimos para acompañarla con todo nuestro amor.




 


 
7.- Fue el cumple de mi cuñado, el hermano del Vasco. Y Ahí estuvimos entre amigos. Serenos y felices.


 

 

 
8.- Y ya cerrando el mes mi hermano menor y mi viejo también cumplieron años, los dos el mismo día, pero esta vez diferente. Ese 30 no fue un buen día ni para uno ni para otro. Por suerte la pareja de mi hermanito, le hizo este viernes último un cumple sorpresa y ahí él fue feliz. Yo también por él!


 



Vamos a ponerle mucha actitud a octubre. Que las aguas se serenen o se vaya todo al diablo de una vez. Pero, trataré de tomarlo con CALMA!
 
Besotes y gracias de nuevo a todas/os!
Buen comienzo de semana! 

jueves, 2 de octubre de 2014

Cuando la familia tambalea.

Perdón por estar tan borrada, pero septiembre me tuvo agotadaaaaaa!
 
 




 
 
Muchos momentos lindos, de abrazos fuertes y sinceros, de risas, de encuentros, de fotos, de regalitos, de felices cumpleaños, de bautismos, de comuniones, de carnaval carioca en fiesta de 15, de estar en un proyecto con mi Vasco que ya les contaré porque es re mil lindo, de estar en armonía con mi cuerpo, pero también de eventos familiares en los que -sin embargo-  si hay vínculos endebles o resquebrajados sentís un enorme tembladeral debajo de los pies. En la juntada familiar lo que no va se nota muchísimo más.
Cuando estamos juntos, el no estar unidos SE NOTA, se SIENTE y DUELE.
YO en lo personal ando bien, diría que muy bien.
Pero no está pasando lo mismo en mi familia primera. Y eso me pone de cabeza. Lo que le pase a mis hermanos y a mis viejos me afecta de un modo desmesurado. Obvio que estoy haciendo terapia y que sin el espacio que tengo con la genial Norma, no sé qué sería de mí , o sí sé y lloro de pensarlo.
Mis viejos están grandes, pero muy bien y aunque esa no es la cuestión y sería larguísimo y muuuuuuuuuuy doloroso  para mí contar esa historia, están empeñados en ponerse en el centro de la escena, reclamando una atención que a todas luces no necesitan. Me jode tremendamente que no puedan ver lo mal que la están pasando mis dos hermanos, ambos por razones bien distintas pero de un peso emocional enorme. Aparece un egoísmo, un costado jodido, súper narcisista en ellos que me enoja y entristece. Todavía son nuestros padres, porqué se empeñan en ponerse en el rol de hijos. Por Dios!!!!!
Como soy la hija mujer y la mayor y la que no tiene hijos, TODOS en la familia entendieron que yo me ocuparía de todo y de todos y, hasta ahora, lo hice con amor. Me asignaron el rol, tomé el rol, elegí el rol, qué se yo, pero ahora pesa y mucho.
  Así que así estoy triste y dolida. Ensombrecida y enojada.  Me duele mucho ver todo el dolor que están atravesando mis hermanos hermosos y quisiera poder evitárselos y ver que mis viejos se ponen en el rol de padres que todavía protegen en lugar de verlos en la vereda de enfrente con el dedo acusador y mirándose el ombligo de lo aburridos  que están. Sí, mis viejos no están colaborando ni un poco, pero nada de nada. Así que esas reuniones que no nos reúnen, son un como sí, una mala sombra de tiempos felices en que nos reíamos de verdad, en que se respiraba un aire limpio y genuino, en los que el amor fluía, en los que no había esa tensión en el aire que se vuelve insoportable, en los que nos sentíamos una familia indestructible.
No voy a pedir perdón por compartir esto acá. porque esto  también soy yo y es también lo que llevo en mi valija al hombro.
Confío en tu criterio y libertad de elegir no seguir leyendo este post bajón.
Gracias y muchas , muchas si te quedaste hasta el final. Y si no, te espero en la próxima. Seguro no se habrán solucionado las cosas pero quién te dice encuentro el modo de que la CULPA deje de joderme la vida.
Abrazotes!!!!!!