viernes, 29 de agosto de 2014

Vengo a darte las gracias! Las muchas gracias!

 GRACIAS MUCHACHADA!
 


 
GRACIAS, CHE! A las que me leen pero no dejan mensaje.
GRACIAS, CHE! A cada una de ustedes quienes por primera vez se animaron a dejarme un mensajito.
GRACIAS, CHE! A las que están siempre, pero siempre pegándose una vueltita por acá y me lo hacen saber.
GRACIAS, CHE!A las más de 600 que pasaron y aunque no escribieron, se asomaron a leer "Ser Gorda" o "Cocinando viandas saludables".
 
Gracias a todas y a cada una, muy especialmente a...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ana Carolina Oleiro
 
Laura
 
Claudia
 
 
 
Graciassssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
 
Se siente muy bonito cuando te dan unas palmadas en el hombro y te alientan a seguir, pero con disfrute, sin obsesionarse, privilegiando la salud, de paso beneficiándose lo estético, no perdiendo la sonrisa.
No abundamos las gordas en el mundo blogger, así que -prejuiciosamente- pensaba que quizás esa botella lanzada al mar virtual, sería solo eso.
Pero, una vez más, este mar generoso de gente linda , me devolvió la botella llenita de centenares de visitas y de mensajes que  me motorizan a seguir y que me emocionaron por la solidaria humanidad con la que fueron escritos ( casi de la emoción me zampo un cacho de torta...jajajja),  
 
Las que pasan por cuestiones como las mías, saben que no es fácil, que se sufre mucho, que se llora también, que a veces se dejan de hacer cosas, que odiás a las vendedoras cuando entrás a un local y te relojean de arriba abajo y te dicen ¿" es para vos? No sé si tengo talle".
Sé que hoy me siento feliz con mis logros, pero también sé que tranquilamente  la semana que viene o mañana mismo sin ir más lejos, el mejor plan podría ser encararle sin la menor culpa a una seguidilla de ricas y calóricas comidas que de saludable poco y nada.
Lo sé, lo vengo sabiendo desde siempre.
No hay dietas, ni recetas mágicas. No las hay. Todo es un camino. Con pasos chiquitos.
No hay alimentos prohibidos, ni platos que no se puedan comer jamás.
Siempre se puede tropezar, y ver cómo  te gana la gorda que se aloja ovillada en la zabiola , pero es entonces cuando uno puede volver a levantarse desde donde estabas.
Y retomar.
Siempre retomar.
SIEMPRE RETOMAR.
Ahí está el mayor desafío.
Es un cambio en la manera de pensarse y de entender la alimentación.
En mi familia que, quizás es como en la de muchas, todo, todo, todo es convocante a través de la comida.
Así que me imagínate lo muuuuuuuuuuuuuucho que me cuesta todo este temazo.
Pero mientras dure el viento de cola, lo pienso disfrutar.
Y si algún día más lejano o más cercano, ven que desbarranqué, entonces sean piadosas y recuérdenme que tengo una sonrisa irresistible...jajajaj!
Las puedo querer??? Graciasssssss!
 
 
 
 
 
 
 

miércoles, 27 de agosto de 2014

COCINANDO viandas saludables!

Antes que nada miles de millones de gracias por haberme acompañado con tanto cariño en el post anterior. A las de siempre, gracias muchas por seguir ahí apoyándome y a quienes se animaron a dejarme sus palabras por primera vez, otros tantos miles de gracias, porque cuando uno escribe este tipo de post donde comparte un pedazo de alma, se siente muy especial que haya quienes recogen esa botella lanzada al mar digital, lean el mensaje y te devuelvan con cariño lo que les pasó al leerte.

Bueno a ver qué les parece mi producción de viandas!
Mise en place... Espinaca, morrones, zapallitos, calabaza...


Zanahorias, cebolla, ajo y perejil, zapallo...


Lomo ( lomo)!

Tremendo guiso de lentejas con muchísimaaaaaaaaaa verdura y nada de aceite!

Filet de pescado despinado  con salsa de limón  con verduritas y semillas de lino o con guarnición de arroz a la japonesa.

A estos churrasquitos de lomo, les falta la guarnición aún.



 Lomo ya con su guarnición de puré de calabaza y zanahoria / pollo a la provenzal con salsa marsala y verduritas.




Las últimas que hice son de fideítos con ragú de verduras, pero no llegué a fotografiarlas.
Se las ve apetitosas, no? En cualquier momento salgo a competirle a Cormillot. jajajaj!
Los entremeses los trato de tomar con mucha calma y echo mano a algunas cosillas nuevas que fueron saliendo y son un buen paliativo para no caer en desbordes.
Los fines de semana, cantamos piedra libre y sin estragos comemos lo que nos apetece.
Bueno, a ver cuánto me dura este entusiasmo. Ya les iré contando.
GRACIAS OTRA VEZ , DE VERDAD!

lunes, 25 de agosto de 2014

Ser gorda.

 



Este post nace de la necesidad de fortalecer mis debilidades y de plasmar en palabras y en imágenes todo el esfuerzo que vengo haciendo desde marzo.
En el último viaje a las Uropas estaba , como yo digo, en 4D.
Al volver nos dimos cuenta con el vasco de que era imperiosa la necesidad de ponernos a dieta.
Él con un severo problema de huesos que le impidió disfrutar en su máxima posibilidad ese viaje de enero/febrero.
Así que mi no deseo de hacer algo con el tema de la obesidad, se vio cuestionado cuando estuvo en juego la salud de mi Vasco.
Quienes me leen desde hace mucho sabrán lo muchísimo que nos gusta al Vasco y a mí comer rico.
Muchos de nuestros viaje son verdaderos tours gastronómicos, pero nunca antes nos habíamos puesto taaaaaaaaaaaaaaaan gordos.
 
Enero 2014

¿Qué hacer? Lidio con mi obesidad desde siempre. Pero en los 6 últimos años, con la posibilidad de viajar y comprarme ropa linda sin tener que mendigarla, como me venía ocurriendo acá, hizo que me empezara a relajar de un modo inusitado y así fui ganando los 20 kilos que estuvieron por demás, demás.

EL año laboral lo empecé en una escuela nueva, en un rol distinto y el primer día de clases, mi Vasco me sacó esta foto cual colegiala.
Obvio que ahora la veo, me veo y no me gusta nada, nada, nada esta imagen. Pero la comparto, con la esperanza de que el compartirla sea un modo de asumir cierto compromiso conmigo misma y, por otro lado, ayudar a quienes como yo, saben lo que es sentirse, verse y frustrarse por saberse gorda.

Marzo 2014

Pero...¿cómo modificar hábitos alimenticios tan arraigados?
Un día de febrero el destino quiso que me llegara al Facebook una publicación de viandas dietéticas en la que habían etiquetado a una conocida mía.
Pensé que podía ser una buena opción.

DEJAR PASAR LAS OPORTUNIDADES, ES ABANDONAR ANTES DE EMPEZAR!!!!!

Se lo comenté al vasco y me dijo que averiguara.
Así conocimos a Blanca quien nos ayudó hasta el mes pasado con sus viandas de 300 kal.
Al principio fue tremendo. Tre-men-do!
Yo lo hacía por el vasco, todavía no podía aceptar lo mal que yo misma estaba.
El plato de comida se redujo a un tercio de las porciones habituales.
Ver nuestra ración en unos platos de postre era una lágrima.

Pero aprendí que Una Vianda es una Medida
Y así nuestro cuerpo se fue adaptando, reeducando el paladar y viendo resultados que afianzaban nuestra autoestima.


Y así me encontró ...Julio 2014. Con 18 kilos menos y 3 fucking talles menos de pantalón

 


 “Lo que está demás, no es mucho ni poco. Está demás, y con eso sobra y nunca alcanza"


 

Por supuesto que me siento muy feliz conmigo, con el Vasco y con ese grupo de profesionales que "alguien" puso en mi camino.

Pero a pesar de todo este logro, si me animo a compartir este camino difícil, es porque ahora también tomo el desafío de producir nuestras propias viandas. Estábamos muy aburridos de los sabores siempre iguales. Además habían cambiado la chef y las viandas empezaron a no ser como entonces en calidad.

A mí me gusta mucho cocinar y sé que lo hago bien. Pero ¿podría cocinar sano, respetando aquello de que una vianda es una medida, de que lo más importante es poder comer casi de todo pero en pequeñas cantidades?
Nos estamos enfrentando a todo un desafío. Por ahora me siento muy feliz, me veo linda, me gusto y me estoy encontrando de nuevo con lo que puedo generar en la mirada de los otros.
Y para qué les voy a negar, se siente tan bien! Porque ser gorda es un auténtico sufrimiento.

Obviamente que para llegar a mi peso ideal-real debería bajar otros 20 kilos. Pero no me quita el sueño.

Estoy muy satisfecha de haber salido de esa zona de tanto riesgo, de la que pensé que ya no habría retorno.
Es que sufrir por ser gorda no es ninguna frivolidad.
Sé que- aunque muchas de ustedes nunca hayan sentido algo así- desde su sensibilidad  podrán entenderme.


 En la próxima les cuento sobre las viandas que aproveché a cocinar hoy domingo de lluvia.
                           Besos, gracias por estar ahí y que empiecen muy bien la semana!


 




miércoles, 20 de agosto de 2014

Qué te trajiste de Europa??

 
 
Siempre que vuelvo me preguntan lo mismo. Y bueno acá va en crudo algunas de las cosas que se vienen conmigo de las Uropas.
 
 
1° Al llegar, empezamos a sacar todo de las valijas. CAOS TOTAL!
 
De esta maraña de pañuelos, sandalias, manteles, almohadones, ropa de niños, ropa para mí, ropa para el vasco, mucha ropa para nuestras sobrinas, ahijada, nieta del Vasco, hermanos, amigas, padres...zapatillas, zapatos, botas, telas, carteras, tés, valijitas, productos gastronómicos,  cositas de diseño, platos, cucharas, mallas, ropa deportiva...en fin, no te lo podés creer ¿no?
Muchas veces yo tampoco.
Pero amo regalar y compartir con los míos tanta cosa linda.
No se olviden que vamos en época de Rebajas, y es tan otro el concepto lo de las Rebajas allá, que es muy aprovechable, a pesar del 35 % de recargo más lo que nos cuesta a nosotros el euro o la libra.
Así y todo, conviene!
 
 
 
 
 
 
Les muestro algunas cositas que amé:
Pollerita de terciopelo para Morenita.

Bolsas de tela de Primark ( baratísimas)


Zapatillas de todo tipo y color para marido, para mí y para hermano menor. Acá las Gola cuestan una fortuna, allá en Camdem Town - Londres las encontrás a 1/5 de su valor.


Con este vestido morí de amor. Lo traje para Catalina, mi sobri de 5 años, que lo estrenó en su cumpleaños. Era toda una princesa. Es de gasa, vaporoso, suave una belleza. Este es de Mark & Spencer. Era de la temporada nueva, por lo cual lo pagué bastante más caro que otros artículos, pero así y todo no superó el precio ridículo de un vestidito de Paula, de Mimos o de cualquier casa "para niños" de Bs As.


Estas rueditas son del Mercado de Motores, en el Museo del Ferrocarril de Madrid. Las cuatro las pagué 25 euros. O sea más de $ 300. Son hermosas, grandes y están esperando cómo usarlas.


Como buena maestra, no me pude resistir a esta escuadra grande- percherito que se vino desde Londres cuidadosamente.


Algunas telas. Estas son de Zaragoza.



Más bolsas de Primark! No me puedo resistir.


.Estos son pequeños sticher de Bruselas-


Este almohadón tan primoroso es de Primark, a un precio ridículo de barato. EL original estaba en Sans & Bells a un precio muy elevado.


Amo las servilletas.


Y mis valijitas no puede faltar.


Me encantó este broche enorme de alto. Ahora es mi sujetador de facturas.




Platos te trajiste? Podés creer que sí!
No me pude resistir! No son hermosos?

Este etiqueteador fue realmente un capricho que todavía no logro usar.


Mirá estos repasadores de París. No son un divinor puro?



Este maeltín me voló "la capelu", diría Seelvana.




Porta cuaderno o carpeta.





Un kit de Mr Wonderful, armoshoooo!


 
Esta carterita  " tipo fiesta" que no puede más de lo linda y original.


 

Y bueno, no quiero aburrirte, pero hay tanto más que estaría muchos días contándotelo.
Abrazo!







 
 


 

 

 

lunes, 18 de agosto de 2014

Y un día de febrero nos volvimos a casa.

 

Amanecimos sabiendo que ese día sería el último por este año de nuestro recorrido por la vieja Europa.
Nos cuesta muchísimo irnos, nos encanta andar de acá para allá, por allá. Pero bueno, hay una casita cálida que nos espera siempre y otros nuevos proyectos por realizar. Así que a ponerse en pie, armar las valijas...TODA UNA TAREA ARDUA y darle pa´delante!






Estas dos se quedan. Salieron buenísimas, nos fueron acompañando en los viajes anteriores. Pero conseguimos en Londres unas super livianas, así que se quedan acá.




Esta vez tenemos tres valijas grandes, dos pequeñas, dos bolsitos y la cartera. MY GOOD!


 Acá estamos, en la terminal de Barajas, esperando por nuestro vuelo.


Acá llegó nuestro avión de Iberia al que están preparando para el despegue.
 
 


Ojalá nos dejen subir todo este equipaje "de mano". Las tres valijas grandes ya las despachamos.


Y bueh...no quedó otra...hasta la próxima aventura con la VALIJA AL HOMBRO. Sólo diré GRACIAS A LA VIDA!!!!!