viernes, 22 de julio de 2016

Dónde comer en el Trastevere: Checco er Carretiere

Si ya leíste acerca de este barrio,  post como este , sabrás lo fieles que hemos sido a almorzar o cenar en La Fraschetta, ícono gastronómico no turístico del Trastevere. Este viaje desde el comienzo sería en muchos aspectos, distinto a todos los anteriores.


Si estás pensando en comer la vera pasta italiana y no querés engramparte con algo for export, pues - al igual que La Fraschetta- este es el lugar. Checco er Carretiere en el Trastevere.
Llegamos de la mano de Carmela y "la Betty" unas mujeres amorosas con las que el Vasco hace negocios. Terminamos siendo sus convidados y eligieron este restaurante donde la comida romana "de toda la vida" es una bandera que enarbolan orgullosos.¡Qué placer de dioses! Enhorabuena por la elección! Ellas eligieron el menú y la bebida, nosotros nos dejamos guiar por sus recomendaciones y no han fallado ni en una sola de las elecciones.



Tiene un salón muy grande, una decoración de los años 50- 60 y un patio interior que era delicioso.
Los mozos bien tradicionales y profesionales de su actividad.


Infaltable comenzar por el antipasto romano.


Carmela es una señora muy, muy amorosa.. Aunque es una venezolana orgullosa y enormemente enamorada de su tierra hace ya muchos años que vive en Roma donde trabaja y con una calidez humana singular nos hizo sentir muy cómodos.Acá con el Vasco explicándole de vinos italianos.Otra pasión que los hermana.


Y estos spaghettis a la carbonara una experiencia gastronómica que no olvidaré. Solo con huevos, una especie de panceta y queso rallado, nada de crema. Una salsa untuosa que persistirá en tu paladar como un sueño.


Esta otra pasta corta con salsa amatriciana, otro auténtico ricor y,  aunque parezca mentira, el tomate sabía a tomate verdaderamente.



También probamos los spaghettis  cacio e pepe, pero el queso pecorino no es mi favorito. Viva el Parmeggiano Regiano.
Para rematar tan grato encuentro compartimos un tiramisú muy rico también.
Por cierto al despedirnos nos brindamos en un abrazo entrañable y se imponía caminar y caminar por el Trastevere, para disfrutar la tarde y bajar toda la comilona compartida. lo que se convirtió en un auténtico  planazo.







Roma no puede más de hermosa en mayo. Al menos en este año 2016, la fortuna metereológica estuvo de nuestro lado.


Te muestro más de este barrio increíble en el próximo post. Buen fin de semana!Disfrutá de lo que toque y hasta el lunes!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.