miércoles, 2 de noviembre de 2016

¿Por qué nos lo pasamos tan bien en Madrid?

De Buenos Aires a Madrid nos separan 10059 km. Sin embargo y a pesar de las 12 hs de avión, y de las 4 o 5 hs de diferencia horaria, de que si acá es verano allá es invierno, de que si acá te vas en pleno otoño, llegás allá y todo estalla de primavera...llegar a Madrid, se siente como llegar a casa.


Definitivamente, Madrid es como estar en casa. 



Y estando en casa, o como en casa, nos lo pasamos regiamente por motivos que no escapan al generalizado disfrute humano.
Veamos nuestros motivos que nos llevan a elegirla como ciudad base para empezar y terminar cada viaje a la vieja Europa.
Amamos la arquitectura y diseño de algunos barrios. Nos hacen sentir cómodos con su estética fortalecedora de lo antiguo.


En Madrid, se come estupendamente.


Estás antojada de la comida más tradicional española? Dificilmente algún mesón o taberna te defraude. Las gambas al ajillo, las croquetas, el jamón ibérico, el bonito con tomate, las empanada de bonito, las patatas bravas,  los pimientos del piquillo rellenos, el pulpo a la gallega...qué te voy a decir que ya no sepas.




El Portomarín de Lavapies, nuestro favorito por lejos.


 


Que extrañás las pastas y pizzas, porque -en mi caso además de sangre vasca, corre sangre italiana...? Pues también tenés lugares para darte una buena panzada.
Gino´s y el Vesuvio, dos golazos de media cancha.








En Madrid la gente es muy macanuda.
Sí también, nos gusta mucho por su gente.


Amable, diversa, de buen talante y ganas de pasárselo lo mejor posible y disfrutar.








Nos gusta porque jamás nos volvemos sin participar de algún evento cultural. En este caso un gran espectáculo en la Plaza de toros, de Las Ventas.











Amo Madrid porque puedo ir sola (en ómnibus con wifi) al teatro a ver a la genial Concha Velazco, mientras el Vasco se queda disfrutando a sus anchas de algún otro antojito personal.


Acá en "Reina Juana", pedazo de artista si las hay.
Versátil, intensa, dramática, profunda y sexy a sus bastantes años.




Porque en Madrid tenés todo de tipo de comercios para hacer compras a troche y moche ( y sí, cada tanto me pinta Enrique,el antiguo).




Atenti con el Primark...un edificio enorme sobre la Gran Vía, en un punto neurálgico  para el trajinar de lugareños y paseantes, con varios pisos en los que te vas a perder un buen ratazo. No sé si siempre vale la pena, las prendas no son de gran calidad,  pero también es cierto, que se hace difícil resistirse a meter la nariz por los bajos costos que ofrecen.






Amamos Madrid, porque desde el primer viaje, nos hospedamos en el 7 Islas Hotel, al que vimos ir modernizándose con un refresh que lo volvió glamoroso e igual de cómodo y tan, pero tan bien ubicado, que no lo cambiaría por ningún otro en el mundo.
A cuadra y media de la Gran Vía, en la entrada del barrio de Chueca y Malasaña.








Amamos Madrid porque interactuamos mucho más con los locales y nos venimos con modismos y palabrejas que nos hacen mucha gracia e incorporamos florida e inmediatamente a nuestro parloteo diario.


Por que se nos pone la cara y el alma contentas.


Porque siempre - cualquiera sea el momento del año en que vengamos-  Madrid nos sorprende con algo.
Para las fiestas populares, como en España, en ningún otro
lado.

 

Los gigantes y cabezudos de la fiesta patronal de San Isidro Labrador.









Mirá estas caripelas, te parece que necesitamos más razones para volver una y otra vez a Madrid?
Madrid nos recibe como si un amigo queridísimo nos esperara para compartir unos días de disfrute genuino.


Bueno, abrazo viajero, que ya estamos a miércoles. 
Otro esfuerzo más y llegamos al viernes.
Un besote y gracias, siempre gracias!

10 comentarios:

  1. qué lindo post!!! Amo Madrid, siempre siempre que voy la disfruto mucho no importa sea mucho o poco tiempo. Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es hermosa, cómo no amarla! Si uno se lo pase taaan bien! Besos, Vero!

      Eliminar
  2. Qué lindo Mariana que se sientan como en casa en Madrid! Motivos sobran x lo que comentás. Amo lo que mostrás a través de tus fotografías en cada post. Abrazote!
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirá que me la voy a terminar creyendo, Ana ...jaja! Besote

      Eliminar
  3. Que lindura lo que describís ¡¡¡¡ que maravillosa reseña de tan fantástico lugar ¡¡¡¡¡ que bella pareja ¡¡¡¡¡ que ganas de volver a Madrid ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Abrazos enormes <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patri! Y sí, qué ganas de volver! Abrazo!

      Eliminar
  4. AMo amo amo Madrid, me enamore de ella en Octubre del 2015 y en Octubre del 2017 seguire mi amorio con esa ciudad. Nos alojamos en Lavapies en un depto precioso a estrenar que con placer te recomiendo. Madrid es lo mas, pujante y llena de inspiracion!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me súper interesa el dato del depto, Marce. Porque siempre habremos de volver!

      Eliminar
  5. jejeje me recordaste mi palabra adopata "jolines"...no sera la mejor, pero nunca me la pude sacar de encima!!! jejeje sera por que no digo malas palabras yo y esa va perfecto??

    ResponderEliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.