jueves, 16 de agosto de 2012

Una carta del '82.

Ayer me enfrasqué en buscar fotos de mi madre de distinos momentos de la vida. Se viene una fecha importante para ella y me dieron ganas de armarle algo.
En una de esas cajas en las que guardo mucho de nuestra historia familiar, más cosas muy personales, cartas, figuritas, discos, fotos de todos lo tiempos, tarjetitas y demases, encontré dos cartas de mi abuelo Roque. Una dirigida a mi papá y la otra a mí.
Vale aclarar que mi abuelo, el papá de mi papá. falleció a comienzos del '90 con  más de 80 años. Hombre de campo, con uno o dos grados de escolaridad cumplidos, trabajaba comprando y vendiendo hacienda en San Antonio de Areco y , a su vez fue mayordomo de una estancia.
Roque Deceno ( era el hijo n° 10 de 16 hermanos), con una estampa maravillosa, hombre alto, ya en su vejez de un pelo plata increíble, prolijo, de pocas palabras, pero muy pícaro y que nos demostraba su amor asando unos pollos como a los nietos nos gustaba. Hacía cuchillos desde cero, tocaba la guitarra y perdió a mi abuela más amada 10 años antes de partir él. Hombre callado, observador, poco demostrativo, pero un tipazo.
Cuando esas cartas se hicieron con mi mano y mi vista, se me estremeció la piel y el corazón, realmente.
Desde mis 12 años, momento en que las recibí ( ¿robé?) y  guardé, no volví a leerlas.

Lo primero que me impactó fue la caligrafía de la letra. Estamos hablando de un hombre con una cursada mínima de dos años de escolaridad en medio del campo, allá por los años '20.  ¿Por qué mis alumnos no logran tener una caligrafía aceptable, que evidencie el concepto de legibilidad = comunicación.? Estas dos cartas son, la primera de enero del '82 y la segunda de mayo del mismo año.
En la de enero, respondía a una carta que yo le había enviado contándole que nos íbamos de vacaciones a Bariloche. Él ese verano, estrenaba su viudez y todo su dolor.
En la segunda- la que venía dirigida a mi papá- nos cuenta sobre mi único primo hermano, Juan Carlos, Cachorro, que hacía  unas semanas había sido llevado a Malvinas, esperando hambreado que la guerra los empezara y ¿los terminara?.

Les transcribo algunos fragmentos por si no llegan a leer:


"Les diré que recién ayer 20 recibimos carta de Juan Carlos, donde dice que se encuentra bien cuidando las Malvinas. Como no le ha puesto fecha a la carta no sabemos de cuando está hecha, pero por lo que dice tiene mas de 20 días. Dice que duermen en carpas y pasan un poco de hambre. Hay una cantina pero no les fían nada, por eso pensamos que la carta está hecha en los primeros dás que llegaron ahí. Tampoco dice de haber recibido la carta que se le mando el 25 de abril. Te adjunto la dirección que manda en la carta pero quién sabe si están ahí .
Bueno esperemos no pase nada pero cada día se aproxima más la guerra-"

Mi primo volvió y no. Lo más lindo de él quedó atrapado en esa tierra. Este año estaría cumpliendo los 50. Pero no podrá ser. Su vida fue - a partir de su regreso de esa guerra absurda: vértigo, confusión, violencia, una necesidad de amor deseperado. Cachorro, sin dudas, merece un post aparte, una vida signada por la puta tragedia.
Además de la intensidad de todo esto, pienso ¿no es increíble que hace 30 años nomás era más económico y usual escribirnos cartas con familia que teníamos a 100 km de distancia en lugar de hablar por teléfono? Claro, mi abuelo no tenía teléfono, pero a esta altura de la historia se me hace cuento -diría Borges- esta práctica de comunicación.

Abrazo enorme a todos los que están del otro lado, compartiendo. Agur!



















26 comentarios:

  1. como comprenderas, lo ùltimo es un poco ilegible...no por lo poco claro, sino por la cortina de agua en mis ojos! mi cuñado tamben es Malvinense, y si...algo de èl tampoco volvio, tan triste,tan triste......
    Lo de tu abuelo, una maravilla de letra! y que suerte que tengas guardadas esas maravillas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lila, para mí es una historia infinitamente conmovedora. Besotesssss!

      Eliminar
  2. Qué fuerte encontrarse de golpe con los recuerdos, no? Que jodida que es la guerra... sin palabras...

    Besos Mariana! ♥

    ResponderEliminar
  3. Marian,tu post me emocionó...todas tenemos historias familiares emotivas y los abuelos son...protagonistas de muchas,Guardá mucho tus cartas,tenés en ellas pedacitos de los que amás...
    beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Gabita, soy la juntadora familiar de todo documento que atestigüe nuestro paso por la vida.Besotes!

      Eliminar
  4. Marianita querida, este post es TREMENDAMENTE PROFUNDO, MARAVILLOSO y no pude evitar emocionarme mucho, sin mentir ni exagerar.
    Es increible como viendonos ahora, hablo de nosotros los argentinos, como hemos cambiado tanto...la evolución se nos fué a la mismisima...!

    Tu carta automaticamente me trajo el recuerdo de las cartas de mi papá a mi mamá, que todavia conserva. Esa letra preciosa y también él sin haber terminado los estudios, pero era un hombre lleno de saber. Me pregunto donde fuimos a parar nosotros las nuevas generaciones que tan bien hacemos las cosas y que todo lo sabemos?.
    Me recordaste a mis abuelos...a mi abuelo en particular que siendo capataz en una estancia en Tucuman, y teniendo una buena calidez de vida, terminó sus dias en la humeda y pegajoza Buenos Aires. Las caracteristicas de tu abuelo son exactamente iguales a las del mio...

    Lo que me pone la piel de gallina de todo esto es ver el valor que tenian por aquellos años las comunicaciones a través de una carta...el uso real y valioso, para saber como estaba REALMENTE un pariente o un amigo, tan distinto a esta epoca...donde escribir mensajes porque si en realidad es algo tan superfluo
    y completamente automatizado...

    Y lo de tu primo...solo puedo decir que odio todo plan nacionalista y aniquilador de pueblos en pos de conformar guerras. Me parece tan siniestro e injusto todo eso.

    te mando un abrazo y perdon por el comentario tan extenso!
    gracias por este recuerdo tan precioso!

    Rovi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario Rovi, me encanta cuando un post permite abrir otras historias. Gracias por pasarte y compartir conmigo la tuya. Besotessss!

      Eliminar
  5. la verdad que este post me estremeció toda. En principio , es verdad, la caligrafía de tu abuelo con tan poco escolaridad es increíble.
    Y segundo el fragmento de tu Tío...palabras simples pero cargadas de tanto sentimiento. Que joven que era cuando fue a Malvinas.
    Un beso grande y gracias por compartir tan grande tesoro.

    ResponderEliminar
  6. Wow que lindo Marian gracias por compartirlo con nosotras,que loco todo lo que contas,que tu abuelo curso hasta segundo grado y tiene una letra envidiable,que no tenían teléfono y se escribían cartas,que cálido todo,y que lindo son recordar esas cosas.
    un beso
    grande
    ayez

    ResponderEliminar
  7. Que nota tan emocionante. Mi abuela paterna no llego a terminar la primaria en Cordoba y tenia una caligrafia hermosa. Por que sera que ahora escribimos como con los codos? Y no solamente la letra era mas linda sino el modo de expresarse, el vocabulario mas amplio que el que usamos diariamente. Me hace pensar en la decadencia del sistema educativo.

    La historia de tu primo me dejo sin palabras. Como decis, merece un homenaje aparte. No quiero imaginarme la bronca, miedo, impotencia que sentiria tu familia. Lamentablemente hay muchas historias asi, mas de las que a algunos les conviene recordar. Rescatemos el valor d y el sacrificio mayor de los chicos de la guerra.

    Gracias por compartir algo tan personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, comparto en todo lo que decís. Besotes!

      Eliminar
  8. Mariana, tu abuelo pertenece a una generación en que la palabra escrita tenía importancia en la comunicación, no había otro medio a mano para esto, aunque tuvieran pocos años de escolaridad su escritos eran una maravilla. Mi papá era el encargado, con 8 años, de escribir las cartas pues era el único que sabía, mi abuelo llorando le dictaba.
    Con respecto a Las Malvinas recuerdos los festejos que se hicieron en mi escuela, pues lleva ese nombre.Periodistas, acto en la puerta,...toda una pantomima. Nosotr@s docentes festejando...No teníamos idea de lo que allá estaba ocurriendo.
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Norma , cuánta razón en lo que decís...Besotes y gracias por pasarte!

      Eliminar
  9. Ese abuelo tuyo es como el abuelo materno de mi marido, un personaje inolvidable. Qué tesoros tenés en esas cartas Mariana!
    Me conmovió todo tu post! Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eli...sí, las guardo tanto que ya no recordaba tenerlas. Besotes!

      Eliminar
  10. Que increible encontrar esas cartas despues de todos los años que pasaron.. y cuantos recuerdos, no? Un cachito de historia sin duda..
    beso

    ResponderEliminar
  11. Copio el primer comentario que recibí tempranito y por torpe, erré el dedo en la tablet y lo suprimí. Es de Alice:

    Marian, pensar que antes todo te enterabas por carta! Mi bisabuela llegó de Italia recién casada a los 14 y nunca más volvió a ver a su madre, padre y hermanos y sólo había cartas... si las había. Hoy para nosotros eso es imposible de imaginar, no saber de un ser querido por años, es inconcebible.

    Con respecto a la caligrafía, antes en las escuelas se les exigía desde el primer día a escribir de esa forma, una práctica que se abandonó. Mi papá era del '30 y escribía parecido y era una exigencia de todas las escuelas, públicas o no.

    Muy lindo y emotivo tu post

    ResponderEliminar
  12. Siempre me pregunto si uno vuelve de la guerra, aunque vuelva el cuerpo... "Cuidando las Malvinas" dice, que paradoja, a ellos quien los cuidaba?
    Muy emocionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracas, Bubu, es bien cierto lo que decís, de eso no hay quien logre volver.Besos!

      Eliminar
    2. Me mató esta entrada por lo de Malvinas pero sobre todo porque me hizo acordar a mi abuelo a quien no conocí pero por la descripción debía ser parecido al tuyo y mi mamá guardó un cartita que él le escribió a mi tía para su cumpleaños.
      Se me caen las lágrimas

      Eliminar
  13. Hola Alma!!!
    Lo primero agradecerte tu visita y comentario al Dolce Far Niente. Bienvenida siempre que quieras :-)
    Y desde luego, cualquier cosa q necesites saber de Estambul o Turquía en general, no lo dudes, hazme saber, en lo que pueda y sepa cuenta conmigo.

    Leyendo ese post ... me he emocionado, cuanta belleza de emociones!!
    Pero.. AY!! Qué mayor me he visto!!
    Una carta del 82... Bueno, yo ya ea una nenita nada bebé en ese año.. ufff el tiempo, no perdona!!!

    La guerra... triste acontecimiento

    Es curioso, durante 5 años, cada semana mi hoy esposo y yo nos enviamos carta cada semana, sí, teníamos teléfono... no internet no móvil ni msn ni skipe ni whatsapp... :-) Para nosotros, cada carta era un pedazo del otro
    Yo esperaba con ansiedad cada martes a medio día cuando mi papá llegaba del trabajo y subía el correo a casa... aún lo recuerdo y me emociono. Y si algún martes no había carta, mi angustia era terribe!!
    No había guerra, éramos 2 simples estudiantes en ciudades diferentes de España. 5 años así. Hoy estamos casados, cumplimos 18 años de matrimonio el próximo febrero

    En fin, tu post y toda la historia q cuenta me ha hecho recordar tanto!!

    Besos llenos de cariño y por supuesto, te sigo. Un verdadero placer

    A de

    http://dolcefarniente-missa.blogspot.com.es/2012/08/sur-de-turquia-capitulo-1-turquia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermosa es tu historia Azucena! 5 años escribiéndote cada semana con el que ahora es tu esposo...hermoso!! Gracias por devolverme la visita y claro que te voy a pedir ayuda con Turquía. Besotes!

      Eliminar
  14. Mariana muy emotivas las cartas de tu abuelo...y con una letra preciosa...creo que para ellos era importante escribir bien y se esforzaban...a los chicos de ahora no le importa...
    En cuanto a lo de Malvinas...estuve viendo un reportaje sobre los excombatientes...su vuelta a las islas...el cementerio donde están enterrados sus compañeros...y muchos de sus sueños...las guerras son desgarradoras y absurdas...y lo malo es que no termina cuando se acaba la contienda...siguen viviendo en la mente de los que lucharon...triste...muy triste...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Qué lindo Marian lo que mostrás! Puro amor. Ya como arranca la carta de tu abuelo... "Querida nieta"... lo pude imaginar, sentadito, escribiendo, y me llena de ternura. Y el dolor de pensar en el familiar querido, cómo estará, si tendrá hambre, frío, debe ser insoportable. Gracias por confirnos tus tesoros.
    Besito muy grande!

    ResponderEliminar
  16. Qué cosa más hermosa y estremecedora!!!! Me sorprendiste mucho con este post
    Qué lindo tu abuelo, tu abuela
    tus recuerdos
    esas cartas,
    la cosutumbre de escribir cartas
    que alguien nos recuerde la mierda de Malvinas.

    =)
    Buen fin de semana hermosa!
    c.

    ResponderEliminar
  17. Que hermosa escritura y que bueno que conserves tremendo recuerdo. Que puta guerra que nos quitó todo...besote!

    ResponderEliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.