viernes, 17 de julio de 2015

Viernes Santo Tilcareño :Un camino entre ermitas .

Te cuento lo que yo me informé estando la noche del 

Viernes Santo en Tilcara.



"El Viernes Santo se colocan las ermitas en las esquinas; en un principio eran sólo cuatro, pero ahora llegan a catorce. 
Algunas familias comienzan a preparar sus ermitas varios meses antes y en riguroso secreto, ya que esta es una tradición que los viejos trasmiten a los más jóvenes de la mejor manera posible: haciendo y compartiendo. Alguien, el más hábil quizás, dibuja una escena del Evangelio sobre un lienzo de grandes dimensiones (2.80 x 1.70m) -que muchas veces también refleja un problema o una situación que se está viviendo en el pueblo- y todos los demás se ocupan de "pintarla" con frutos de la tierra: pétalos, garbanzos, granos de café, barba de choclo, quinoa, semillas variopintas."


"Cada tarde, a la hora de la siesta, se reúnen y poco a poco van creando imágenes de ingenuo encanto: por mano anónima y unánime. Cuando se acerca el Domingo de Ramos ya están casi listas.
Cuando oscurece, los portales de la iglesia se abren de par en par y Cristo es descendido de la cruz y colocado en posición yacente. Escoltado por morenos centuriones recorre esta suerte de altares, junto con una imagen de la Madre Dolorosa. Grandes multitudes se congregan en el pueblo esa noche." 


Ni que lo digas...nunca había participado de un viacrucis. Se hacían las estaciones frente a cada ermita. Un rezo, una oración y la banda de sikuris siempre acompañando.





























Para salir un poco del agobio de estar en medio de esa marea humana, entramos a cenar al restaurante número 1 según las recomendaciones de Tripadvisor: 
EL Nuevo Progreso.




Y no falló. Habíamos reservado en la mañana, antes de salir para Purmamarca.






Excelente comida regional con un toque de alta cocina. Ambiente relajado, platos abundantes, buenos vinos, lindísima onda la de los chicos que lo regentean, unos meseros profesionales y postres tre-men-dos!





Al salir volvimos a unirnos a los que participaban del viacrusis y  así embebernos de esa energía tan enorme y poder ver también las ermitas que nos quedaban por apreciar. 
Cuánto amor, cuánta laboriosidad en esos collages gigantes.






Qué les pareció? Ojalá lo hayan disfrutado como nosotros!
Muy buen fin de semana!
Y siempre gracias por pasarte por acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.