lunes, 22 de agosto de 2016

De compras culinarias por París : desde Monterguil a Maubert Mutualite

Muy cerca del Museo Pompidou, de Les Halles, de Le Marais se encuentra el corredor gastronómico de Montorgeuil. Serán unas tres o cuatro cuadras, en las que te vas a encontrar con muy buenos lugares para salir a abastecerte de lo más típico de esta ciudad que encandila.


Es hermoso ver cómo disfrutan en las calles con cada rayo de sol.


Estos días de mayo fueron los más agradecidos en términos climáticos. De la semana que nos pasamos en París, sólo uno de los días estuvo su cielo plomizo tan conocido por nosotros en nuestros viajes de enero.


L'Escargot es un viejo y clásico restaurante (1832)  de esta zona. Si te gustan los platos bien típicos franceses, te podés dar una vuelta. Decididamente, los caracoles no son lo mío.



La materia prima y la producción en el plano de la buena mesa y el mejor comer, no tiene desperdicio en París. 





Estas postales son de un discurrir cotidiano y de una zona nada turística en el plano del consumo.










Mi vasco muere y vuelve a renacer en cada patisserie. El pan  francés y su pastelería , junto con los dulces turcos "rankean primeriando" al resto de las pastelería mundial. No es mi caso. A mí el hojaldre no me gusta. Soy de las chicas "bizcochuelosas". La confitura esponjosa es lo mío, sin lugar a dudas. A mí dame un bizcochuelo solito su alma, una berlinesa, un muffins con un rico té y me tenés contenta cual perrita con dos colas.  Así que en esta París de nuestros amores en términos pasteleros lo dejo retozar cual cabrito en plena pradera.






Luego de las primeras compras, enfilamos para nuestra quesería más amada del mundo mundial: Fromagerie Laurent Dubois de Maubert Mutualité. Y sí, en cada viaje, casi la primera escala es una visita a este templo de las más de 200 variedades de queso francés.



Sabés lo que es para unos auténticos ratones amantes del buen queso, tirarnos ahí dentro...? Parecemos dos adictos fuera de recuperación.



Ya te había contado de este lugar en otros post, de viajes anteriores, pero insisto ( ya sabemos aquello de "el público se renueva"), si andás por París o algún día planeás viajar y te gusta el queso y lo necesitás tanto como el aire para vivir, por favor date una vuelta por esta quesería y probá el COMTÉ. Esta delicatessen es la Ferrari de los quesos. 
Te-lo- ju-ro!
También tienen una enorme variedad de quesos azules...por DIORRRR, te tienen que aplicar técnicas de RCP después de probarlos.


Justo al lado, hay una vinería ( parada obligada para acompañar semejante nivel de quesos), una panadería, una casa de fiambres espectaculares, y una verdulería. O sea que en la misma cuadra, te cargás buena parte de la compra. 



Con todas las compritas hechas a lo Francis Mallmann 
( caraduras..jaja!) nos vamos a sentar en la Braserrie Glacier, justo enfrente para aprovechar el solcito y comer ricamente unos Croque Madame ( me había quedado antojada en Angelina y en cada lugar que pueda me voy a comer uno....me encantann)




Wow...¿qué toma esta señora?


No me digas que el de boina no es el típico franchute icónico?


Paquetería...





Qué ciudad maravillosa, no te da lugar a aburrirte nunca.
Bueno mis muy queridos/as...deseo que les haya gustado esta salida de compras.
Son de viajar a algún lugar en especial porque saben que los espera algún sabor que no quieren dejar pasar? Como se habrán dado cuenta, nosotros, somos de esos. Abrazo viajero y buen comienzo de semana. Hasta el miércoles!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.