viernes, 3 de abril de 2015

Cruzamos a la Estambul asiática.

 
Hoy queremos conocer cómo es Estambul del otro lado, en su parte asiática. Debe ser la única capital del mundo que tiene sus pies puesto en dos continentes.
La parte asiática es nada turística.
Allí se vive el cotidiano de una ciudad por la que los turistas pasan sólo a llevarse en el alma, las mezquitas tan bellas.
Pero - como toda ciudad con impronta árabe- es realmente interesante conocer cómo late en su vida de todos los días.
Tomamos otro de los barquitos que cruza a la Estambul asiática.
 




Y llegamos...


Estos pies están pisando tierra asiática. Apa..la lata!

Estamos en USKÜDAR, Belediyesi..



Sí, acá estamos!


















La Estambul europea desde la costa asiática.





 
Llegamos justo durante el llamado a la oración. Los hombre muy religiosos, paran todo aquello que estén haciendo, los negocios se cierran momentáneamente y dónde estén, comienzan a orar.



Estos trajes tan bizarros para los varoncitos, son utilizados el día que se les practica la circuncisión.









El bizarrazo!


Conmueve verlos tan consustanciados con su fé.











Esta es una especie de provoleta de hilos de queso pero con muchísima miel.






Los drones se vendían como naranjas.





La TV en plena vía pública.

Ah...estamos felices, todo nos resulta bello!

Pero como todo en la vida, tenemos que volver a la parte europea, así que allá vamos. Pero en lugar de volver a Eminou, nos vamos para Besiktas. El pataperreo no descansa.







Bueno, te dejo un abrazo grande y ojalá te esté despertando el deseo de incluir esta ciudad en un posible itinerario por Europa. Nos vemos el lunes en el próximo post.
 
 
Estambul no tienen desperdicio! Buen finde!
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.