miércoles, 5 de octubre de 2016

En camino a Comillas, Cantabria.


El día amaneció prometedor. Bajamos a tomar el desayuno y la sorpresa fue contundente. Un desayunazo buffet, increíble!



Y decididamente cada uno a lo suyo. El Vasco a lo dulce y yo a lo salado.


Con fuerzas suficientes como paa subir al Everest, si te descuidás, nos ponemos en marcha.



Primero vamos a Comillas, donde se encuentra una casa hecha por Gaudí, el más increíble y lúdico arquitecto de todos los tiempos.


Nos vamos cruzando a quienes hacen el camino de Santiago y no puedo menos que suspirar, con cierta envidia, si es que cabe semejante sentimiento con tan mala prensa.


Pienso en qué irán pensando, en cuánto gozo recaudarán con semejante experiencia de vida. En que nunca se vuelve tan tenagible, aquello de que lo importante en un viaje no es el llegar, sino el ir yendo.


Y cruzamos paisajes campestres como este. Podría ser perfectamente la ilustración de un cuento infantil.


También nos topamos con paisajes " urbanos" como este y no puedo pasar de largo como si nada. Mi cabeza piensa en esta señora que cuida tan amorosamente las flores y la huertita del frente de su casa, una casa a la vera de la ruta..¿no es de una generosidad increíble?




Los reclamos no cesan ni en parajes tan bellos e idílicos como el que transitamos.





Dejamos atrás ese puñado de casas y seguimos camino a una velocidad moderada, para no perdernos detalle.





Paramos a por combustible. Aprovecho para bajar del auto y sacar algunas fotos de un lugar que me despierta curiosidad.







Seguimos y en nada ya estamos a la entrada de un pueblo, que se volverá un imprescindible de las tierras cántabras: Comillas.




Y para no cansarte con tantas fotos  y reflexiones  el viernes te lo muestro...es realmente precioso. Un abrazo grande, grande y te espero en Comillas, el viernes sin falta. Que estés bien!


12 comentarios:

  1. Me dejà con las ganas!!! Bellísimo todo! Me emociona ver lo que veré en un mes. Gracias por ser tan generosa y compartir tus viajes y estás Bellas imágenes que son puro disfrute!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino tu adrenalina! El norte de España es precioso, de cabo a rabo! Un beso y gracias por pasarte por acá!

      Eliminar
  2. Hermoso es leerte :)
    Slds
    JS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hermoso es que te pases por el blog. Gracias JS!

      Eliminar
  3. Ayyy Mariana, qué bello es el norte de España! Todo parece tan lindo, tan de cuento.
    Yo también te doy las gracias por compartir estas imágenes impresionantes! Realmente emocionante!
    Un beso grande.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Anita y no sabés lo que es Comillas...te aseguro que es un pueblo de ensueño. Besos y gracias por el estímulo!

      Eliminar
  4. Que belleza Mariana y que dicha que despiertes en quienes te leemos la "necesidad imperiosa" de ir por esos bellos caminos <3 Soñamos con Roman alcanzar algunos kilometros al menos del camino de Santiago Apostol :) Te abrazo y me quedo esperando más de tu maravillosa travesía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patri....gracias...gracias!!!Si, a mí me encantaría hacer un tramo al menos. Al Vasco va a ser más difícil enganchando! Ja! Besote

      Eliminar
  5. Cómo me gustaría hacer el Camino!! No lo descarto. Hicimos ruta desde Bilbao a Lugo y me encantó la zona. Pero íbamos a Galicia. Dijiste que no conocían y, con todo lo que aman España, no pueden dejar de ir. Es tan hermosa y los gallegos tan cálidos y amorosos. Abrazo fuerte, Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el primer viaje que queremos ir a Galicia. Pero en enero llueve mucho y por eso lo hemos ido posponiendo. Pero ya llegará! Besote

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Uhhh que ganas de viajar me dieron!!! esos pueblitos encantados y mágicos en todo sentido donde cada persona y cada edificio es digno de ser fotografiado.

    ResponderEliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.