lunes, 15 de mayo de 2017

Salimos de compras por Londres.

Viajar en metro en Londres es una gran ocpión pero fuera de las horas pico. Porque si no, no son vagones precisamente cómodos o quizás, en realidad, la cantidad de personas que los utilizan los vuelven bastante incómodos.
Hoy volvemos a Camdem Town a primera hora del día, lo que nos garantiza cierta comodidad para viajar a una zona tan turística.


Esta joven mujer me produjo curiosidad por el lookete que llevaba.A dónde iría esa chica con capelina de verano, vestido primaveral, saco militar y una cámara de fotos analógica.


Empezaba a pensar que seguro íbamos para el mismo lado.


Al subir al metro la perdí de vista. Entonces me entretuve observando jugar a una madre con su hijo.Lo hacían con tanta alegría , ingenuidad y tan alejados de todos los que participábamos involuntariamente de este momento tan íntimo entre ellos,que lo convirtió en un momento hermoso!



Quizás lo que más me conmovió es que el nene,  quien ya no era tan pequeño se prestaba a jugar con tanto entusiasmo y nada de pudor, eso fue realmente precioso para mí.


Muy bien...a bajarse que llegamos!


Al salir lo primero que veo es a la muchacha esperando a alguien. Re loco me pareció. No parece salida de una publicidad o de una película de Claude Chabrol?



Bueno...a empezar a caminar. Debo confesar que ya no es de mis paseos favoritos. Ya no me despierta curiosidad. Pero siempre volvemos en busca de algo nuevo, alguna rareza u originalidad. Y en busca de algún par de zapatillas medio alocadas, también.


Eso sí, encontrar al señor que prepara esas donas rellenas, año tras año, es un golazo de media cancha.




Querías rareza...ahí tenés! A que si esta fuera la única posibilidad de calzado como alternativa a la zapatillas, irías hasta al Colón en unas Nikes?


 Aunque no soy de las dulzeras...una berlinesa rellena puede provocarme un infarto.


Con ese tentempié tan llenito de crema le entramos a la caminata con más energía, ya se sabe lo del azúcar. Nos fuimos metiendo en todas las tiendas y sucuchos habidos y por haber. Entre tanto, buscando algo novedoso, dimos con estas tazas que me encantaron y me parecieron muy originales...a que sí.


Esta casa es muy interesante siempre y está casi a la salida del metro pero en  la vereda de enfrente.


Los puestitos de bebida y comida de todo tipo y nacionalidad se suceden a lo largo de todo el paseo y desde bien temprano.


El día bastante chotín, pero lo maravilloso es que nadie le afloja al paseo.


Los jardines verticales...qué te parecen?


Este esta sobre una sucursal del famoso Poppies ( te lo había mostrado por dentro en otro de los viajes). Se come muy pero muy rico, Las papas fritas, son EXCELENTES!



Piedra libre para el más tentado de los dos!


Y aquí un mural de esta increíble cantante inglesa, con esa voz tan peculiar y ese sentimiento tan a flor de piel. Una penita gigante su pérdida tan temprana.


Estos puestos son deliciosos, realmente!



"Kalimera", querido lector..(.qué ganas de volver a Grecia y disfrutar de todas sus mieles)


Los pañuelos y turbantes en la cabeza son un hit del invierno este año. Los vimos por todos lados.



Amo, amo, amo,,,la diversidad en todos sus estilos en esta ciudad.

En todos eh!


Esta hermosa musiquera  alegraba el día tan gris con una vocecita preciosa!


Si viajás por primera vez a Londres Camdem Town es de visita obligada, pero si ya lo visitaste otras veces quizás no sea necesario el retorno. Nosotros arrancamos para Oxford Street a hacer compras y chusmear a voluntar.


También teníamos que reponer víveres en nuestro mercado preferido por siempre Mark and Spencer.


No habíamos almorzado aún. Y aunque era tardón ya, nos metimos en nuestra hamburguesería predilecta.





Con panza llena y corazón contento, imposible dejar pasar de largo el Nike de Oxford Street y Regent Street.



Sí, conseguí unas zapas re locas...Iupi!


Bueno si seguimos por Regent Street sería un pecado imperdonable no entrar a Anthropologie Siempre traemos algo de cada viaje y este no será la excpeción.








El lugar en sí es precioso. Es una tienda de dos pisos y realmente es un placer entrar allí. Dos tazas y un apoya cucharas ya habitan nuestra casita. Se me hace muy difícil no venirme con algo y las cosas para la casa son mi perdición.¿Vos cómo te llevás con las compras en tus viajes? Sos de las que se miden por no lidiar con el equipaje, de las que preferien no malgastar el tiempo entrando a tiendas,de las que prefieren souvenires más connotados con el lugar, de las que arrasan en bazares y tiendas de delicatessen...de las de todo, de las de nada? 

 Y ahora sí, después de mucho caminar, vamos rumbeando para el hotel. 



Excelente comienzo de semana, querido/ a lector/a. Para mi un placer gigante compartir mis aventuras viajeras con vos. Hasta el miércoles!

9 comentarios:

  1. Me encanta visitar todo tipo de mercados y tiendas cuando viajo,como siempre un post muy bueno, me apunto varias cosas para cuando vaya a Londres a ver a mi hija, la ttienda de antrhopologie es divina, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno lectora anónima! Me hace muy feliz saber que puede servirle a otros viajeros algo de lo que comparto. A disfrutar de Londres y de tu hija, entonces! Abrazo!

      Eliminar
  2. Hola! si podés mostranos todo lo que compraste, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo, busqué al director que nombraste y vi que tiene hizo muchas películas, alguna para recomendar?Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como soy super fans de Isabelle Huppert, Gracias por el chocolate, es una de ellas. Otra muy buena es La Ceremonia. Besotes, Ale!

      Eliminar
    2. Mariana, las voy a ver!!Gracias por el dato.Besos

      Eliminar
  4. Hola Mariana...creo que en este viaje volviste bastante cargada de cositas relindas...a mostrar...a mostrar...!!!!!! Besote Susines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajja! Bueno...son pequeños tesoritos...ya mostraré Susines! ABRAZO inmenso!

      Eliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.