lunes, 14 de septiembre de 2015

Noche completa: Recital y cena increíbles.

Estoy en un tiempo de espera.
Me envuelve un enorme paréntesis.
Perdí la libertad.
Se acabó el tiempo de la inocencia.
Estoy atrapada en la telaraña del miedo.
Pero trato denodadamente de aferrarme a aquello de 
" Esto también pasará".
No soy buena para las esperas de esas que desesperan.
Pero es el tiempo que toca vivir.
Si nos arrancaba contándoles esto, no sería yo misma y acá en este espacio tan mío y tan de quienes se lo apropian con afecto genuino, me muestro con todo lo que yo soy y me atraviesa.
Es un bajón? Y sí lo es.
Ahora a lo que venimos.
Hace como dos meses, habíamos sacado las entradas para ver este jueves último a Vicentico en La Trastienda.
Nunca lo habíamos visto antes en un show, ni somos seguidores fanáticos, pero el Vasco quería ir.
La fecha justo cayó en un día de estos que no me están siendo fáciles de vivir. Pero pensamos que estaría bueno cambiar un poco la energía y arrancamos para San Telmo.







Y qué suerte que nos decidimos a ir, terminé bailando y cantando a viva voz como exorcizando tanta tristeza. Su show fue hermoso. Estábamos en la primera mesita pegados al escenario así que no me perdí detalle y me transmitió mucha cosa linda.El Vasco contento.Yo también.



Salimos renovados. Cantar hace bien.
Ya era bastante tarde, pero nos tiramos un lance para ver si podíamos cenar en Café San Juan.
Y sí...qué acierto!
Ya lo conocíamos, pero no es un lugar al que vayamos todas las semanas y, siempre nos da cierto chuchito que un lugar que nos prodigó tanta felicidad nos frustre con una decepción gastronómica.
Pero no...aplausos, medalla y besos para la troupe de cocineros que comanda Leandro Cristóbal, conocido como "Lele".


De primero, unas bruschetas con paté de conejo y salsa de ciruela.
Deliciosas esas tostas. Equilibrio de sabores.


De segundo unos taglitelles con camarones, aguacate, tomates confitados y azafrán. Riquísimosssss!


El Vasco se arriesgó y pidió unos canelones de molleja, ricota y espinaca en una salsa de tomate que- por Dios- tenía gusto a tomate!


Realmente un plato mejor que el otro.


A pesar de que ya éramos la última pareja cenando, no pudimos resistirnos a los postres.
Bavarois de maracuyá con salsa de frutos rojos para mí...


Terrina de chocolate con garrapiñada de almendras para el Vasco, una riquísima piña directa al hígado. 


Ese show precioso y la cena estupenda fueron un gran paréntesis alegre dentro del paréntesis infeliz que me impone la vida.
No quiero desaparecer de este espacio, tampoco tengo muchas ganas de obligarme a postear, así que trataré de respetarme y si ven que por un tiempo no estoy por acá no es que lo abandoné es que no estoy de ánimo.
Gracias como siempre y siempre!
Que estés bien!












10 comentarios:

  1. Ese concierto de Vicentico ha sido genial, muy intimo , muy intenso, que vibra que tiene!
    Y para terminar una cena especial, muy bueno para levantar el animo, para acomodar la mochila y seguir la vida.No se que es lo que está pasando pero espero que pronto puedas volver con nosotros.No soy de dejarte comentarios pero siempre entro a tus posteos.
    Un abrazo y que Dios ponga lo que falta.

    ResponderEliminar
  2. Dale Marian que soso una mina fuerte !!!!
    Un abrazo grande :-)

    ResponderEliminar
  3. Marian siempre es lindo leerte..... cuando compartís tantas alegrías como cuando el momento que transitas no es de lo mejor....la vida a veces se muestra dura, hay que transitar, si es en compañia mejor , es mas fácil y sin dudas esto también pasara ,,, te abrazo

    ResponderEliminar
  4. Espero que la tristeza pase pronto pronto para que puedas disfrutar de muchas noches lindas más! A punto de cenar, tus fotos tiraron a la miércoles mis milanesas de berenjena con ensalada...

    ResponderEliminar
  5. Eso es vivir, bajones y alegrías, pero todo pasa y hay q seguir dando gracias q estamos!!!! De un modo o de otro todo se arregla y así seguimos, vamos para adelante!!! Bsssssss Cristina

    ResponderEliminar
  6. Ojalá pase pronto, Mariana!! Seguro. Me gusta mucho leerte y disfruto de tus reflexiones asi que estaré esperando. Te mando un abrazo fuerte. Andrea

    ResponderEliminar
  7. Que bueno que pudiste distraerte un poco con el recital y la cena.. espero que prontito te sientas mejor..
    beso grande

    ResponderEliminar
  8. Vamos hermosa!!!! arriba el animo que todo pasa!! eso es la vidita misma! te mando un gran gran gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. No soy de comentar tampoco yo, pero deseo que tengas mucha suerte, mucho ánimo, que queremos seguir leyendo tu blog!!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco se lo q pasa, soy fiel seguidora de tu blog, de tus viajes y de tu vida hermosa...fuerza q te extrañamos!!!!
    Maria Martha

    ResponderEliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.