lunes, 5 de junio de 2017

Último día en Sevilla:de la Macarena a unas rumbitas y mucho cachondeo.

Viste cuando un lugar te conmovió, pero sabés que no has ido allí para quedarte para siempre y el retorno es inminente? Pues a mí, me pasa que el último día en cualquier lugar de estos que me ha robado el corazón me desafía a andarlo y andarlo hasta el límite de mis fuerzas...es un modo muy apasionado de relacionarse con los lugares. lo sé. Pero a mí nada me conforma y necesito caminarlo y caminarlo para llevármelo dentro de algún modo.

Así que hoy como último día sevillano, el plan fue caminar, caminar hasta llegar a algunos lugares que no me quería perder de sentir.

Cuando acabó el día, estábamos realmente rendidos, pero taaaan felices!

El día habia amanecido precioso, precioso. Así que tomamos un gran desayuno y patitas pa' qué te quiero...a la calle! No  podríamos volver sin haber ido a agradecer a la Macarena.









 


A pedir y a agradecer!




Ahora me hacía mucha ilusión conocer la Hermandad Sacramental de los Gitanos, donde reposan los restos de Cayetana de Alba, dada su inmensa devoción por esta hermandad.









Una penita haberla encontrado cerrada. Pues ahora,..estamos sin batería...ups! A pelar los viejos y adorables mapitas viajeros y a poner proa para la Judería, no nos queremos perder la Casa de Pilato.









Es un barrio adorable...de callecitas muy estrechas y una enorme belleza.Estamos perdidos...y nada me pone de mejor humor cuando nos perdemos en un lugar precioso que te invita a andar y andar.





Empezó a llover. Cuando suegra y yerno, vieron esta bodeguita entraron de cabeza. jajaj!




A comer alguna tapita, a beber con moderación ...que todavía tenemos para andar un buen trecho!





Al llegar...Una penita que estuviera cerrada en ese momento porque tiene una historia increíble.


"La construcción del palacio se inició en 1483, por iniciativa y deseo de Pedro Enríquez de Quiñones (IV Adelantado Mayor de Andalucía) y su segunda esposa Catalina de Ribera, fundadores de la Casa de Alcalá. La obra se levantó sobre varios solares que habían sido confiscados por la Inquisición. El fallecimiento en 1493 de Pedro Enríquez, llevó a que Doña Catalina fuese la encargada de acometer la configuración inicial del palacio. Su hijo Fadrique Enríquez de Ribera y su nieto Per Afán de Ribera y Portocarrero ampliaron y completaron la decoración de la Casa.
Fadrique Enríquez (primer Marqués de Tarifa) fue un noble a caballo de la baja Edad Media y la modernidad, representada por el Renacimiento. Entre los años 1518 y 1520 realizó un viaje de peregrinación a la ciudad santa de Jerusalén, en el que atravesó toda Italia, y en el que quedó profundamente impresionado del arte renacentista que imperaba en las ciudades italianas. A su regreso trasladó esas maneras renacentistas que había observado a la Casa de Pilatos, combinando el estilo renacentista italiano con el mudéjar sevillano, en las ampliaciones que realiza del palacio, ocupando varios solares anexos al mismo. "





" En la Casa de Pilatos se han rodado varias películas, entre las que destacan 4 superproducciones de Hollywood, que citamos a continuación: En 1962 se rodaron en el palacio escenas de la mítica superproducción Lawrence de Arabia, ganadora de 7 Oscar, incluyendo mejor película. En 1992 el director Ridley Scott rodó aquí la película 1492: la conquista del paraíso. Este director volvería a repetir en 2005 rodando escenas para El reino de los cielos. Y a finales de 2009, Tom Cruise rodó en el palacio la película Knight and Day, con Cameron Diaz."


Quiero hacer acá un alto en el relato de este día tan intenso para que junto conmigo le dediquen un aplauso cerrado y luminoso a la grosa de mi madre, quien teniendo un gran, pero GRAN  dolor en uno de sus talones, no le aflojó ni un tranco a la caminata, a pesar de haberle ofrecido mil veces tomarnos un taxi. 
Y como no quiero que mi Vasco se ponga celoso, otro aplauso para él también que , a pesar de no ser un gran caminador, en los viajes se porta como un auténtico campeón y me hace la segunda caminando sin pausa.


Andar y andar...andar y andar...qué ciudad preciosa!


Atardeció y nos encontró en la zona neurálgica comercial, la calle Sierpes. Y ahora? A seguir pateando.




A caminar por Sierpes, que está todo abierto!







Y como quién no quiere la cosa otra vez en la Giralda.






Pero ya hay hambre y esta es nuestra última noche y queremos comer y pasarlo regio. Así que nos encaminamos a la Bodeguita Fabiola, muy cerquita de allí, donde nos prometieron que todas las noches pasan unos músicos que hacen rumbitas, y si hay ambiente, sus clientes habitués - como dicen ellos- "se arrancan" a pura palma, a bailar en forma espontánea y nada "for turist". No es de las bodegas a las que llegan los turistas, a nosotros el dato nos lo pasó un mozo de otra bodeguita y acertamos 1000 x 1000%.




Acá vamos...hay gente picoteando ya. Promete...










 

Ya casi cuando habíamos terminado la cena, se acercaron dos muchachos con sus guitarras y se sentaron literalmente al lado del Vasco. El lugar es realmente pequeño, así que no nos podíamos imaginar dónde se podría poner uno a bailar.




Mientras los músicos ponen a punto sus instrumentos, pagamos la cuenta de una cena EXQUISITA!


Y comienzan las canciones, el lugar a llenarse y el público a animarse! Es un lugar encantador, todo está pasando realmente y eso es lo que más disfruto, por un momento ser una más entre los lugareños.


Y como quien no quiere la cosa, en esos 2 metros cuadrados que quedaban de espacio, los lugareños cantando las rumbitas se arrancan a bailar.



Nos sentimos de lo más afortunados.En su última noche Sevilla se nos ofrece como una novia enamorada, con todos sus encantos en flor. Y al igual que  estos dos músicos de alguna tuna sevillana, nosotros también nos vamos cantando bajito hasta el hotel.





Nada más placentero que volver tan felizmente cansada al hotel, en una ciudad que se llamó a silencio, que se dispuso a descansar para complacer a tantos otros viajeros dichosos que habrán de disfrutarla a la mañana siguiente.



GRACIAS A LA VIDA!



Al volver al hotel nos dimos cuenta de que habíamos caminado más de 7 km. Estábamos sorprendidos,felices, contentos, conmovidos y por sobre todas las cosas AGRADECIDOS!
Ojalá haya podido contagiarte esta pasión por Sevilla, que tan bien se mereció estos días que le dedicamos con tanta alegría.

Que tengamos un gran comienzo de semana, que todo vaya bien y nos vemos el miércoles!























4 comentarios:

  1. Hermosa Sevilla! Tan bellamente ilustrada como sólo vos lo sabés hacer Marian. Tan pacientemente pataperreada (me encanta este término que usás a menudo) y disfrutada por los tres. Esos mapitas intervenidos con los kilómetros recorridos están geniales, je, je.
    Disfruté mucho de este paseo y claro que me contagiaste muuuuchas ganas de conocerla algún día!
    Beso enorme!
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta alegría me das Anita!!! Siempre tan cálida y amorosa!!! Un abrazo gigante!

      Eliminar
  2. Maravillosa Sevilla ...volverè <3 Gracias por tan lindo post Marian , abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patri!!!!La verdad que sí, Sevilla es preciooooosa!Abrazo!!!

      Eliminar

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.